Mykines

Actualizado: 25 Agosto 2017

En uno de los varios viajes que pude realizar durante el año 2015, y aprovechando que mi hermano estaba de viaje en el continente, decidimos ir a visitar las Islas Faroé, destino desconocido para la mayoría, que una vez al año se hace conocido por la caza de ballenas, “Grindrap”, como se llama en faroese. Este archipiélago consta de 18 islas, y una de las que más nos encantó fue Mykines, la isla más occidental de todo el país.

 

LA ISLA DE MYKINES

Para poder visitar esta isla, en época de primavera y verano se dispone de un barco para llegar allá, aunque es tan sólo 2 veces al día, un viaje durante la mañana y otro durante la tarde. El trayecto dura 45 minutos, y de vez en cuando, el viaje puede ser suspendido por tormenta de viento y/o lluvia.
El día que planificábamos pasar allá, ya estaba todo el barco reservado en la mañana, ya que es muy frecuente que los viajeros sólo pasen el día allí, tomando el bote de ida a eso de las 10.00 am para retornar a las 17.30hrs. Aprovechando la época estival, y que los días eran largos, decidimos pasar la noche allá y hacer el trekking para llegar al faro de la Isla, uno de los más emblemáticos de Islas Faroe.
Esta isla es conocida por la gran cantidad de aves que anidan en el sector, siendo el hogar de una gran colonia de frailecillos (“puffin” en inglés)… Por si no lo conoces, es como un tucán, pero estilo nórdico 😉

 

 

Llegar allá no fue fácil, puesto que la ida fueron 45 minutos en bote, con un viento que nos atormentaba y hacía que el bote se moviese más de lo común… Llegamos al fin!!
Dejamos nuestras cosas en el hostel (sólo hay 2 en la isla!!) y decidimos hacer el trekking… apenas lo habíamos iniciado, y aparte del viento, ya comenzaba a llover, lo que más que dificultarnos el trekking, nos dificultó tomar mejores fotografías… pero lo logramos, hicimos el trekking y logramos llegar al faro… aunque se veía la mitad por niebla!!… Bueno, al menos lo intentamos!! 🙂

 

 

El día siguiente, amaneció mejor, al menos a lo que se refería a lluvia, pero había mucho viento. Como el trekking había sido agotador, por el hecho de tener que caminar bajo la lluvia, y nos fuimos a dormir temprano, nos levantamos temprano para ver si podíamos tener la posibilidad de sacar algunas fotografías más. Así fue como volvimos al inicio del trekking, para poder tomar la fotografía a distancia de tal faro.

 

One thought on “Mykines

Leave a Reply