Auschwitz Birkenau

Auschwitz – Birkenau es el lugar donde se ha realizado la matanza más grande en la Historia de la Humanidad. Lo que queda de este campo de concentración se ha transformado en un gran memorial y nos sirve como un espejo de lo que es el alma humana y una herramienta potente para la autoreflexión.

En todo el mundo, Auschwitz es visto como un símbolo de terror, genocidio y del Holocausto.

Establecido en 1940 por las fuerzas Nazis durante el desarrollo de la Segunda Guerra Mundial, Auschwitz fue un enorme campo de trabajo y fábrica de muerte. El nombre “Auschwitz” proviene de la palabra polaca “Oświęcim”, que corresponde al nombre de la cercana ciudad polaca donde este campo fue construido. El complejo consiste de dos campos principales: Auschwitz I – el centro administrativo – y Auschwitz II (Birkenau) – el campo de exterminio.

Se estima que el número de personas exterminadas en este complejo fueron entre 1.100.000 y 1.600.000.

A pesar de lo rudo y emotivo que podría ser visitar este lugar, no muchas veces uno tiene la oportunidad de poder encontrarse cara a cara con uno de los peores horrores de la humanidad. Así, no quise pasar esta oportunidad por alto, y si bien fue una visita bastante fuerte en lo emotivo, no me arrepiento de haberla realizado, ya que es quizás, por lejos, uno de los lugares que más me ha impactado.

Dicen que una imagen vale más que mil palabras, es por eso que me dí el trabajo de ir mezclando fotografías tomadas en esta visita, con fotografías históricas, para poder dimensionar el peso de la historia que tiene y seguirá manteniendo este campo de concentración.

Como les comenté anteriormente, este lugar simplemente conmociona. Quizás muchos no quieran ir a visitarlo por temor a ver de lo que es capaz de hacer el ser humano… los entiendo, pero también traten de vivir la historia en primera persona, leer e informarse va de la mano con experiencias de visitar Museos como éste, para que como humanos, ojalá logremos aprender de los errores del pasado y así no volvamos a cometer barbaridades contra nosotros mismos ni nuestro planeta.

Leave a Reply